10 razones para hacer un curso de buceo

¿Te estás planteando empezar en el mundo del buceo, pero no tienes suficientes razones para hacerlo? A nosotros nos sobran, ¡y en este artículo te las mencionamos!

¿Te sumerges con nosotros?

Si crees que respirar bajo el agua y descubrir los tesoros que se esconden en el fondo marino no son motivos de suficiente peso para empezar a bucear, a continuación, te exponemos 10 razones por las que hacer un curso de buceo. Desde Diving Pass no te queremos convencer de nada, pero avisamos, bucear es la caña y una de las experiencias más increíbles que existen.

1. Es ideal para combatir el estrés

A causa del actual ritmo de vida que llevamos, no tenemos tiempo para descansar la mente. De ahí viene la acumulación del estrés y del cansancio, tanto corporal como mental. Bucear es una muy buena manera para desconectar de nuestro día a día y despejarnos. ¡Así de fácil! Ni masajes, ni tratamientos especiales, el submarinismo es una solución muy eficiente. Infinidad de personas han combatido situaciones de ansiedad e hiperactividad mediante los cursos de buceo, ya que es una excelente actividad para relajar los sentidos. Además, es perfecta para aislarnos debido a la ausencia de distracciones y a la pura concentración en el sonido de la propia respiración. De esta manera, practicar submarinismo es sinónimo de tranquilidad y paz interior, una necesidad cada vez más frecuente en nuestras vidas. 

2. Hacer ejercicio

¡Efectivamente! Hacer cualquier curso de buceo es un excelente ejercicio físico. Sin darte cuenta, estás ejercitando el cuerpo al moverte bajo el agua, ya que tonificas los músculos al encontrarte en un medio más denso, y… ¿hay mejor manera de hacer deporte que divirtiéndote y haciendo algo que te gusta? Además, una vez terminada la inmersión, tampoco llegas a la sensación de sobreesfuerzo y cansancio total. Por tanto, la práctica de submarinismo ayuda a nuestra salud y no es necesario ser un gran atleta para aprender a bucear. También ayuda a nuestra coordinación ya que nos obliga a mantener el equilibrio dentro del agua.

3. Bueno para la mente

¡Y no hay que olvidar los beneficios que aporta en nuestra mente! Tal y como hemos comentado en el punto 1, el buceo proporciona mucha tranquilidad y nos ayuda a evadirnos de nuestras preocupaciones. De esta manera, se ejercita la mente desarrollando nuevas habilidades y relajando totalmente los sentidos. En definitiva, se enriquece nuestra mente.

4. Favorble para la autoestima

Aprender a bucear puede ayudar a reforzar nuestra seguridad, ya que la primera vez que se hace una inmersión en aguas abiertas produce un aumento de la autoconfianza. Nos superamos poco a poco a nosotros mismos, rompemos miedos o simplemente vivimos nuevas experiencias y, consecuentemente, nuestra autoestima sube automáticamente.

5. Contacto directo con la naturaleza

Ver la naturaleza en su estado más puro es algo indescriptible. Hay que valorar el hecho de explorar el medioambiente y, sobretodo, el que no está modificado por el hombre. Ahí se encuentra su belleza y riqueza. Bucear te regala esto y mucho más, como disfrutar de la fauna y la flora y del fondo marino en constante movimiento. Si te gusta la naturaleza marina, ¿qué mejor manera de disfrutarla que sumergiéndote tú mismo y presenciarlo en primera persona? Más del 70% de la superficie terrestre es agua, así que hay mucho que recorrer y, por lo tanto, mucho que bucear. Por lo contrario, verás, como mucho, el 30% de nuestra realidad.

6. Ayuda a superar los límites personales

En el caso del buceo, no se necesita ser un gran deportista para poder practicarlo. Cualquier persona de cualquier edad puede acceder a este mundo adaptándolo a sus necesidades. Y gracias al submarinismo se pueden superar nuestros límites poco a poco ya que nos enfrentamos a miedos o, simplemente, a nuevos retos planteados fuera de nuestra zona de confort.

7. Actividad más segura de lo que se cree

El buceo es más fácil de lo que se suele decir, ya que no es necesario ser un gran nadador ni atleta, basta con querer hacerlo. Además, se toman las precauciones adecuadas para mantener en todo momento la seguridad de los buceadores, y en todos los cursos de los primeros niveles hay un instructor que controla la práctica.

8. Mejora la vida social

El submarinismo fomenta la integración social y el trabajo en equipo. En una inmersión nos comunicamos con un lenguaje no habitual (señas y gestos), por lo que trabaja mucho el compañerismo. De esta manera, en un curso de buceo se pueden crear grandes vínculos entre personas desconocidas y así establecer nuevas amistades.

Por este motivo, esta actividad se recomienda para fortalecer relaciones humanas, ya que es fundamental una buena comunicación entre las personas, confianza los unos con los otros y complicidad.

9. Favorable para la coordinación y habilidades psicomotrices

Gracias al buceo, se desarrolla la habilidad psicomotriz y nuestra orientación espacial. Esto es muy beneficioso para nuestro cuerpo ya que, al estar flotando, nos obliga a mantener un equilibrio corporal en un hábitat no habitual. Por lo tanto, requiere de un sobreesfuerzo que vale la pena para poder desarrollar nuevas habilidades.

10. Incentiva la conciencia con el medioambiente

¿Qué mejor que verlo con tus propios ojos? Bucear es una fantástica manera de tomar consciencia de la importancia de mantener y cuidar nuestro ecosistema. El impacto que pueden tener ciertas actuaciones de los humanos como los vertidos residuales o la sobrepesca es fácilmente detectable bajo el agua. Por tanto, sólo si se actúa de forma responsable podremos seguir disfrutando de la belleza que nos ofrece el fondo marino.

Por suerte, cada vez hay más conciencia social y se han formado muchos colectivos proactivos que organizan talleres como la limpieza de playas o la extracción de plástico. Gran parte está formada por buceadores ya que, al vivirlo de primera mano, detectan rápidamente los errores que cometemos los humanos y toman conciencia de lo perjudicial que son ciertas acciones para los océanos.

Esperemos que esta información os haya sido útil. A partir de ahora ya no tenéis excusa para no hacer un curso, ¡a bucear!  Podéis encontrar la variedad de cursos que ofrecemos e información sobre ellos en nustra página web: Cursos de buceo

¡Nos vemos bajo el agua!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.